Cáncer de piel: alentador avance científico para reducir tumores

28 Mar 2016 Noticias

 

Un equipo de médicos del Reino Unido encontró que el tratamiento con la combinación de ipilimumab y nivolumab detuvo el avance del cáncer durante casi un año en el 58% de los casos.

“El estudio internacional basado en 945 personas mostró que tomando ambos fármacos los tumores se contrajeron en al menos un tercio en 58% de los pacientes durante un promedio de 11,5 meses.”

Médicos y científicos de todo el mundo llevan adelante una tarea titánica en la lucha contra un enemigo tan nefasto y depredador como el cáncer. En muchas oportunidades, las investigaciones colisionan con obstáculos, y los resultados son negativos y desalentadores; pero en tantas otras, las noticias son buenas y se gana –al menos– un round. Una de estas victorias es la que logró un estudio científico internacional al combinar dos drogas y conseguir reducir los tumores de cáncer de piel en casi el 60% de las personas con melanoma avanzado (la forma más grave de este tipo de cáncer).

La investigación en la que participaron 31 expertos –en su mayoría británicos y estadounidenses– consistió en el análisis de 945 pacientes y arrojó como resultado que el tratamiento con las drogas ipilimumab y nivolumab detuvo el avance del cáncer durante casi un año en el 58% de los casos durante un promedio de 11,5 meses. Los datos fueron presentados por los investigadores ante la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica. Desde la organización Cancer Research UK, se anunció que los medicamentos ofrecen un “puñetazo potente” a una de las formas más agresivas de cáncer. Para lograrlo, los expertos recurrieron a la inmunoterapia, tratamiento que ayuda a estimular las defensas naturales del cuerpo en la lucha contra el cáncer. Si bien dichas terapéuticas se desarrollan hace años, en el último tiempo adquirieron un protagonismo notable en el mundo entero. Sin ir más lejos, fue en 2013 que fue aprobada la primera vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón avanzado, por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

El sistema inmune actúa defendiéndonos; sin embargo, en su funcionamiento existen algunos obstáculos reconocidos como “frenos” que detienen al sistema permitiendo que se ataque al organismo. Los expertos descubrieron que la combinación de las drogas destruye a dichos frenos.

James Larkin, consultor en el Hospital Royal Marsden y uno de los investigadores principales del tema en el Reino Unido, declaró a la BBC: “Al tomar estos medicamentos se están quitando dos frenos del sistema inmune en vez de uno, por lo que el sistema inmune es capaz de reconocer tumores que no percibía antes y reacciona ante ellos destruyéndolos. Con las inmunoterapias, nunca habíamos visto tasas de reducción del tumor en más del 50% por lo que esto es muy significativo”.

Por su parte, Alan Worsley, de Cancer Research UK, aseguró que la investigación “sugiere que podríamos dar un poderoso doble golpe contra el melanoma avanzado mediante la combinación de tratamientos de inmunoterapia”. Otro de los miembros del equipo de investigación, Jedd Wolchok, del Centro Memorial Sloan, en Chicago, destacó que “hace apenas cinco años, muchos de estos pacientes habrían tenido una expectativa de vida de apenas siete meses después del diagnóstico, pero es importante recordar que aún no hay datos globales de supervivencia disponibles en este grupo”. En este sentido, si bien los resultados son prósperos, aún se desconoce cómo vivirán los pacientes a largo plazo. Al respecto, Larkin insistió en que es un tratamiento con un gran futuro en la batalla contra el cáncer”, y agregó que se espera que los buenos resultados sean duraderos, aunque “aún no lo podemos asegurar”.

En cuanto a los efectos secundarios de la toma, como fatiga, erupciones cutáneas o diarrea, se evidenció que más de la mitad de los evaluados padecieron alguna de esas adversidades al ser tratados con el procedimiento combinado en comparación con el alrededor de un cuarto que sólo tomaron ipilimumab. Ambas drogas utilizadas en la inmunoterapia contra melanoma fueron desarrollados por Bristol-Myers Squibb y son inyectables. El ipilimumab se administra por vía intravenosa cada tres meses, mientras que el Nivolumab se da cada dos semanas. En la actualidad, algunos laboratorios realizan investigaciones y desarrollos de drogas similares que tendrían el mismo efecto.

 

 Medio: Tiempo Argentino Sección: Información General – Salud

Search

+