Luego de un proyecto que llevó dos años de concreción, el Instituto Alexander Fleming abrió sus puertas a la excelencia médica y científica un 17 de marzo de 1994. Nació así la primera Institución privada de América Latina dedicada a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento integral de pacientes con cáncer.

Hoy en día, nos caracteriza la excelencia médica, desplegada en un marco óptimo y apoyada con tecnología de alta complejidad puesta al servicio de nuestros pacientes y de la sociedad toda, producto de nuestra incansable labor en la investigación y la docencia.

La interacción entre la cirugía, la radioterapia y el tratamiento sistémico (quimioterapia, hormonoterapia y bioterapia) dan lugar a nuevas estrategias de tratamiento. Asimismo, los avances realizados en el campo de la Biología Molecular y el conocimiento de Factores Pronóstico más específicos, obligan a los médicos asistenciales del Instituto a compenetrarse con temas antes reservados a los investigadores.

Nuestros diversos equipos de trabajo, a través de la participación en ateneos y comités de tumores, trabajan para concebir planteos terapéuticos con estrategias de tratamientos menos agresivos y consiguiendo resultados superadores.

El Instituto se encuentra afiliado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, como herramienta clave para el cumplimiento de los objetivos académicos y científicos que perseguimos. Además, contamos con un régimen de Residencias Médicas para la formación de nuevos Médicos Oncólogos, la que se fue desarrollando acompañando el crecimiento de la Institución y contando en la actualidad con tres Médicos Residentes por año (total de la Residencia Médica: tres años) y un Jefe de Residentes.

El siguiente dato que nos enorgullece, da una idea de lo que somos y hacemos: el Instituto Alexander Fleming es la primera institución de la República Argentina acreditada por el Banco de Donantes de Médula de los Estados Unidos (N.M.D.P. National Marrow Donor Program) para realizar Transplantes de Médula Ósea de donantes no relacionados.

En definitiva, para convertirnos en una de las instituciones de mayor prestigio del país por la calidad de nuestros profesionales, y para brindar el mejor nivel técnico-científico y mayor confort a nuestros pacientes, contamos con amplias inversiones en infraestructura de internación y en tecnología de alta complejidad.