3 mil casos de Cáncer de cuello Uterino por año en la Argentina (II)

 

Medio: El Show de la mañana.

 

El cáncer cérvico-uterino genera 3 mil nuevos casos por año en la Argentina y es el segundo en incidencia entre las mujeres en el país por detrás del cáncer de mamas.

Al conmemorarse este miércoles el Día Internacional de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, los especialistas advirtieron que ésta es una enfermedad que se produce cuando las células comienzan a sufrir transformaciones o alteraciones conocidas como «lesiones».

Este tipo de cáncer es causado por el Virus de Papiloma Humano (VPH), que se transmite por contacto sexual.

En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo, sin causar ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo.

Sólo en una pequeña proporción de casos, alrededor del 5%, el virus puede tornarse persistente, pudiendo estas lesiones con el tiempo convertirse en cáncer.

Sin embargo, tener VPH no significa tener cáncer, según lo aclaró lLa oncóloga clínica Victoria Costanzo, del Instituto Alexander Fleming, Costanzo destacó que «por un lado, no todos los serotipos de VPH se asocian a cáncer de cérvix, esta relación es prevalente con los serotipos 16 y 18».

«Por otro, la mayoría de las infecciones son transitorias y desaparecen en el lapso de uno a dos años. Sin embargo aquellas mujeres con infección persistente tienen riesgo alto de presentar lesiones pre-neoplásicas y evolucionar a carcinoma», indicó la oncóloga.

Las lesiones precancerosas y el cáncer en sus estadios tempranos, que puede hacerse presente, inclusive, en mujeres jóvenes, generalmente no producen síntomas, pudiendo pasar hasta 10 años antes de que las lesiones precancerosas se conviertan en cáncer.

Es por este motivo que resulta fundamental la acción preventiva y hay tres formas de hacerlo: * Vacuna del VPH: Previene la infección de estos virus que causan aproximadamente el 80 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero.

La vacuna es gratuita y obligatoria en todo el país para las niñas de 11 años.

Son necesarias 3 dosis para conseguir la máxima protección.

* Test de Papanicolaou (PAP): Es una manera sencilla y efectiva de prevenir el cáncercervico-uterino.
Permite detectar células anormales asociadas a lesiones precursoras de cáncer, queal ser tratadas no evolucionarían.
Se recomienda que se realicen el PAP las mujeres a partir de los 25 años.

* Si durante 2 años seguidos el PAP da negativo, se puede espaciar a 3 años Test de VPH: Este recurso disponible en algunas provincias del país posibilita detectar la presencia de ADN de VPH de ‘alto riesgo oncogénico’ en las células del cuello del útero; ello significa la posibilidad de controlar el desarrollo de las lesiones, incluso antes de que se produzcan.

NA