Cáncer de Mama – Controles Periódicos

Ante el diagnóstico de Cáncer de Mama, surgen miles de preguntas, una de las cuales podría ser qué es el Cáncer de Mama.

El Cáncer de Mama es una enfermedad que se desarrolla a partir del crecimiento desordenado y descontrolado de las células que forman parte de la mama normal. Se estima que 1 de cada 8 mujeres lo padecerá a lo largo de su vida y aunque es una enfermedad que afecta en una gran mayoría a las mujeres, también pueden padecerla los hombres.

Si bien puede desarrollarse a cualquier edad, aparece generalmente en mujeres mayores de 50 años. Al ser una enfermedad que se presenta en la mayoría de las pacientes en forma asintomática, la utilización de la mamografía ha sido de gran ayuda para detectarla en etapas tempranas logrando cambiar el curso de la misma.
La consulta médica debe ser realizada anualmente para practicar los exámenes de rutina.

Ante la aparición de alguno de los siguientes síntomas, la consulta debe adelantarse al control anual: nódulo en la mama o región axilar, secreción por el pezón, aumento de tamaño o coloración de toda la mama, retracción del pezón.

Con imágenes sospechosas en los estudios por imágenes o al examen físico, el profesional puede solicitar biopsias por punción para establecer el diagnóstico.
Antiguamente, el tratamiento del Cáncer de Mama era el mismo para todos los pacientes. Se realizaba la mastectomía (que significa extirpar la mama completamente) junto con los ganglios de la axila. Hoy en día, el tratamiento se adecúa a cada caso en particular y si bien la mastectomía debe realizarse en algunos casos, no es el tratamiento de elección en la mayoría de los pacientes en los que se extirpa solamente el nódulo o el área de la mama comprometida rodeada de un tejido sano, y se realiza la investigación del ganglio centinela.
Este ganglio es el primero que se vería afectado en caso que la enfermedad haya podido comprometer a otros ganglios por lo que si en el estudio intraoperatorio el ganglio centinela está libre de enfermedad, no es necesario extirpar el resto de los ganglios.
Finalmente, con los resultados anatomopatológicos se determina el tratamiento posterior a la cirugía. De acuerdo a cada caso en particular. En conclusión: la detección temprana es importantísima y determinante en la lucha contra la afección de las mamas.
Dra. Verónica Fabiano
Fellow en Mastología
Instituto Oncológico Alexander Fleming y FUCA.
MN 122874