Cáncer de mama: el test que decide

10 Oct 2014 Noticias

 

Medio: PREGON. El diario de Jujuy

 

ADVIERTEN QUE LA MAMOGRAFÍA ES EL ÚNICO MÉTODO VÁLIDO PARA DETECTAR CÁNCER DE MAMA

 

Un reciente estudio indicó que el 54,3% de las mujeres con un tumor mamario concurre al médico porque se encontró “algo sospechoso” en el autoexamen, pero para eso es necesario que el nódulo ya haya alcanzado entre 1,5 y 3 cm, mientras que la mamografía los detecta mucho antes, y con ello mejora las chances de curación.

 

Un reciente estudio indicó que el 54,3% de las mujeres con un tumor mamario concurre al médico porque se encontró “algo sospechoso” en el autoexamen, pero para eso es necesario que el nódulo ya haya alcanzado entre 1,5 y 3 cm, mientras que la mamografía los detecta mucho antes, y con ello mejora las chances de curación. Tratado a tiempo, hoy el cáncer de mama se puede curar en una cantidad de casos que estadísticamente constituye la mayoría, pero para eso el diagnóstico precoz es la base que potencia las posibilidades del tratamiento y su posterior cura. Por eso los especialistas advierten que resultan de vital importancia los controles mamográficos en las mujeres a partir de los 40 años de edad, más allá del valor del autoexamen de mamas que ellas mismas puedan realizarse.

 

Al respecto, el doctor Federico Coló, médico mastólogo del Instituto Alexander Fleming -institución de investigación y tratamiento oncológico ubicada en la ciudad de Buenos Aires-, reveló que “el autoexamen de las mamas carece de valor, porque cuando se encuentra algo que es palpable es porque tiene más de un centímetro y medio y la idea es encontrar nódulos que estén por debajo de un centímetro, ya que en ese caso el 95 por ciento de los pacientes se cura con cirugía y radioterapia”.
En la misma línea, un reciente estudio de la Sociedad Argentina de Mastología indicó que el 54,3% de las mujeres con un tumor mamario concurre al médico porque se encontró “algo sospechoso” en el autoexamen. Eso significa que al momento de la consulta, un nódulo ya pudo haber alcanzado entre 1,5 y 3 centímetros. En cambio, la mamografía es capaz de detectarlo cuando aún posee dimensiones milimétricas, sin producir metástasis, con amplias posibilidades de curación.
Según la misma publicación, el cáncer de mama tiene como edad promedio de aparición los 57 años, aunque el rango se distribuye entre los 44 y 70 años. Así, recomiendan hacerse una mamografía anual a partir de los 40, aunque en pacientes con fuertes antecedentes familiares se aconseja llevarla a cabo desde los 35 años. Como una “foto del día anterior”

“La mamografía debe realizarse en los plazos recomendados porque ésta representa una foto del día anterior, es decir, que si hasta hoy no hay nada, en el tiempo que queda por delante, sí puede surgir un tumor y lo esperable es que en ese breve periodo de tiempo no alcance a desarrollar el centímetro de tamaño”, señaló el especialista.

Por último, se destaca como imprescindible equilibrar las enormes desigualdades territoriales en cuanto al acceso al control mamográfico. “La mujer argentina es consciente del cáncer de mama y consulta más de lo que se puede pensar. Lo que se le tiene que facilitar es el acceso al estudio, además de la continuidad de la consulta si fuera necesario”, puntualizó el doctor Coló.

 

 

Search

+